sábado, 9 de agosto de 2014

López, el eternamente discutido



Abandona la entidad blanca en una salida forzada al AC Milan. El portero gallego ha tenido una relación complicada con el club blanco. Su manifiesto cariño por el conjunto madridista, al que llegó por primera vez con apenas 18 años, no pudo impedir el fichaje del guardameta por el club italiano.

La marcha de Diego López era un secreto a voces. Cuando los rumores sobre el arribo de Keylor Navas al Real Madrid acrecentaban, ya se hablaba sobre su posible partida. Tras la confirmación de la contratación y gran presentación del costarricense, hace apenas cuatro días, todo hacía prever que el '25' madridista tenía su futuro lejos del Santiago Bernabéu. Sin embargo, la estancia de López en la Casa Blanca siempre ha estado marcada por duros obstáculos hacia el lucense y, sobre todo, polémicas entorno a su titularidad o suplencia.

Siendo apenas un juvenil, con 18 años, arribó por primera vez al Real Madrid. Después de pasar por todas las filiales del club, alcanzó el primer equipo. No obstante, sus sueños de terminar como portero del Madrid se vieron frustrados al toparse con un todavía joven Casillas y tuvo que marcharse. Prosiguió su carrera en el Villarreal por casi cinco años, la que quizá una de las mejores etapas de su carrera futbolística, hasta que se vio ensombrecida por el descenso del cuadro castellonense, lo cual lo obligó a trasladarse a Andalucía. A inicios de la temporada 2012-2013, comienza su nueva etapa como portero del Sevilla, en la que comenzó siendo titular por delante de Palop, hasta que éste último lo desplazó al banco de suplentes. López no pudo asentarse nunca en el equipo hasta que le llegó la oportunidad de su vida: volver al Madrid.

El conjunto blanco atravesava un gran conflicto. José Mourinho, entonces entrenador madridista, le había bajado el dedo a Iker Casillas. El portugués ya había avisado su desagrado por Casillas poniendo por delante a Adán, la primera vez en la jornada 17 de la Liga contra el Málaga, pero finalmente no pudo sustentar su preferencia por un portero con mucha menor experiencia. Sin embargo, había llegado la ocasión propicia: la lesión de Casillas el miércoles 23 de enero del 2013, en el partido contra el Valencia en Mestalla por la Copa del Rey. Mourinho exigió la incorporación de un portero para reemplazar al lesionado capitán y Diego López fue repatriado por el club.

Después de la última campaña de José Mourinho como entrenador del Real Madrid, la llegada de Ancelotti parecía traer situar por encima al portero madrileño sobre Diego López, aunque no fue así. Desafiando todas las habladurías, Ancelotti ratificó a López como guardameta titular en Liga, desplazando a Casillas a la Champions y Copa del Rey, lo que significaba un premio consuelo para el de Móstoles y dando como ganador al gallego.

Finalmente, al terminar la temporada 2013-2014, parecía que el idilio de la portería madridista seguiría entre ambos porteros hasta que surgió el nombre de Keylor Navas. El costarricense, después de realizar un mundial excepcional, se convirtió en capricho del equipo blanco, avivando aún más la llama de la discordia bajo los palos. Tras el arribo de Navas, el Real Madrid se ha dedicado en dar salida a uno. El elegido fue, una vez más, Diego López. Hoy se confirmó la salida anunciada al AC Milán, en la cual el portero cancerbero lucense firmará por cuatro temporadas y se alejará, definitivamente, de la que consideraba su casa.

A pesar de que el artículo publicado en el marca fue bastante resumido, adjunto el enlace:

http://www.marca.com/2014/08/09/futbol/equipos/real_madrid/1407589678.html?a=PR9a9940b223090b9dc192613246a6c6e6e&t=1408909415

domingo, 6 de julio de 2014

Velasco, en el disparadero



POLÉMICA. Colombia arde tras la eliminación en cuartos de final y culpa al árbitro de la derrota.

En Colombia responsabilizan directamente al colegiado español Velasco Carballo de su eliminación, acusándole de haber favorecido con sus decisiones a Brasil. En este sentido, el titular de portada del Hoy, diario del Magdalena ha causado conmoción en España por insultar abiertamente al árbitro, refiriéndose despreciativamente hacia la madre del colegiado.

La manifestación de la ira popular que ha recogido el periódico ha sido clara, pese a lo cual el medio cafetero se mantiene firme en su posición. El editor general de la publicación, José Esquea, defendió la portada de Hoy: “Hemos querido expresar el dolor y disgusto de un país. Queremos ponernos en la piel del ciudadano común. Si bien ha causado diversas opiniones, tanto de acuerdo como en desacuerdo, no buscábamos llamar la atención sino compartir el sentir de Colombia”.

El periodista trató de poner paños fríos a posibles querellas que pudieran recibir por el titular de su portada de ayer: “El colegiado quizá esté pensando en recurrir o algo similar, pero nosotros seguimos afirmando que nuestro país ha visto vulnerada su posibilidad de avanzar a la siguiente fase, porque el árbitro estaba confabulado”, puntualizó.

Pese a que en Colombia están muy enfadados con la actuación del colegiado, en la FIFA creen que Velasco Carballo hizo un buen arbitraje, aunque todo el revuelo que ha levantado el partido les puede perjudicar a la hora de ser designados para la final. Aunque en la FIFA mantienen que el arbitraje fue bueno, puede que se opte por dejar al trío español sin final para no elevar más las protestas.

Zúñiga amonestado

En el seno de la selección brasileña no están enfadados con Velasco Carballo por dejar sin amarilla la falta de Zuñiga sobre Neymar, pero desde la Confederación Brasileña de Fútbol sí que hay malestar porque el árbitro consintió lo que ellos consideran una cacería sobre Neymar, no solo ante Colombia, sino durante todo el Mundial.

Luiz Filipe Scolari aseguró en la previa del Mundial, en la víspera de medirse a Croacia, que los árbitros debían sancionar la violencia sobre Neymar desde el primer partido para evitar repetidas faltas sobre el ‘10’ de la Seleçao.

Así las cosas, la lesión de Ney ante Colombia no ha hecho más que dar la razón a los temores de Felipao. Neymar ya acabó cojo ante Chile por la dureza del rival.


Por Gilda Delgado (@GildaV_Delgado) y J. I. G. O.

viernes, 31 de enero de 2014

La Copa del Rey vuelve a enfrentar al Atlético y el Real Madrid



Otro derbi madrileño se avecina en una instancia decisiva, ocho meses después de que los colchoneros vencieran a los merengues en su casa.

Aquella noche del 17 de mayo del 2013, el Santiago Bernabéu se tiñó de rojiblanco, los de Simeone cancelaron lo que sería una ‘fiesta blanca’ y la convirtieron en un festejo colchonero en casa del rival. El  recuerdo del título obtenido por el Atlético de Madrid tras derrotar a su eterno rival, el Real Madrid, aún sigue fresco en las memorias de ambas aficiones. Esta hazaña podría reeditarse el 5 de febrero, día en el que se volverán a ver las caras los dos equipos en la primera semifinal en el Bernabéu. La vuelta será el 11 de febrero en el difícil estadio Vicente Calderón.

Comienzan a saltar las especulaciones sobre los encuentros de ida y vuelta con sabor a título, por una parte para el Madrid la herida sigue abierta tras perder no solo esa final sino su último encuentro liguero con los rojiblancos. Por otro lado, el Atlético de Madrid es líder en la Liga BBVA junto con el FC Barcelona, está en uno de sus mejores momentos en los últimos años y la imagen de su técnico, Diego Pablo Simeone, se hace cada día más fuerte en el vestuario. Con los ánimos a tope en cada uno de los bandos, serán unos 180 minutos muy duros y determinantes.

Las estadísticas se inclinan a favor de los merengues, con quince triunfos sobre los diez de los colchoneros, pero el gran momento por el que atraviesan los rojiblancos ha puesto en alerta a Ancelotti y sus dirigidos. El Atlético de Madrid no elimina al Real Madrid en semifinales desde 1991, pero ahora la situación ha cambiado y el actual momento demanda que pongan todo poderío, en el que Diego Costa lidera el ataque. El Madrid tendrá que tomar sus precauciones de cara a la instancia decisiva que está a punto de disputar, con Cristiano Ronaldo motivado tras ser considerado el mejor jugador del año anterior, solamente el triunfo les sonríe a los blancos y confían en que los guiará a la final de la Copa del Rey.


Por Gilda Delgado- @Gildav_Delgado